miércoles, 25 de enero de 2012

CÓMO SERVIR EL VINO, TEMPERATURA, USO DE LAS COPAS Y OTROS CONCEPTOS BÁSICOS

Chorro de vino cayendo en una copa
Cualquiera que sea el vino que se sirva, tinto, rosado o blanco, económico o costoso, hay que asegurarse de que está en su mejor momento cuando llega a la copa. No tiene por qué ser un "ritual" complicado, sólo es cuestión de asegurarse de que la botella se abre en el mejor momento, y de que su contenido se escancia a la temperatura adecuada y en la copa apropiada.


TEMPERATURA

Las reglas sobre la temperatura a que se sirve el vino son básicas y fáciles de recordar. Es sabido que los blancos y rosados se sirven muy fríos y los tintos a temperatura ambiente, pero un excesivo entusiasmo puede volver insípido un vino blanco helado, y dejar templado como una sopa un buen tinto. . . Es echar a perder un vino, por barato que sea.
Como norma general, cuanto más barato o más dulce sea un vino blanco, más frío tendrá que estar, pero 7ºC es una buena temperatura para cualquier blanco.
Los vinos blancos de mejor calidad y los espumosos, así como los rosados, deben estar a la temperatura de la cava ideal: 10ºC, o dicho en términos más sencillos, para entendernos, a la temperatura que alcanza la botella tras una hora en el refrigerador.
Una forma más rápida de enfriar el vino blanco, es introducirlo en un cubo lleno de agua con un puñado de cubitos de hielo.
Para vinos ordinarios, y como medida de emergencia, pueden bastar unos minutos en el congelador o un par de cubitos de hielo en el vaso.
Los productos químicos que dan al vino tinto su bouquet y su aroma, son activos a temperaturas más elevadas que los del vino blanco, por lo que es lógico servirlo más templado. Tenga en cuenta que "temperatura ambiente" es una expresión anterior a la calefacción central: 15ºC es bastante para un tinto, pero no para una habitación. Deje que la botella llegue lentamente a temperatura ambiente, mejor en la cocina mientras usted guisa, pero no cerca del calor del fuego o del radiador. Si compra una botella de tinto y no le da tiempo a ponerla a temperatura ambiente, busque un tinto que pueda servirse frío, como un beaujolais o un tinto del Loira, quizá un valpolicella italiano, que pueden servirse fríos.
La mayoría de los tintos mejoran si se les deja "respirar" una o dos horas antes de beberlos, ya sea porque se les quite el corcho para que entre el aire en la botella, o porque se pase el vino a una garrafa de cristal (lo que se llama decantar el vino, aunque no se utilice un decantador sino una simple jarra). Antes de que se perfeccionaran las técnicas de fabricación de vino, había que decantarlo necesariamente para quitar toda la madre o sedimento; hoy día casi todos los vinos son cristalinos y solamente habría que decantar el clarete fino, los viejos borgoñas y los generosos. Así pues, y en términos generales, decantar sólo sirve para airear el vino y, a veces, para disimular la humildad de una marca. Podemos decir que es una cuestión de gustos. Del mismo modo, los cestitos portabotellas diseñados para no mover el sedimento al escanciar el vino, son una afectación innecesaria.

ABRIR UNA BOTELLA DE VINO

Abrir la botella es, con frecuencia, la parte más difícil de servir el vino, sobre todo si lleva una cubierta de plástico que hay que cortar con un cuchillo. Una cápsula de plomo convencional se abre haciendo un corte con la punta de un cuchillo y pelando luego. Se debe limpiar la suciedad del reborde de la botella con un paño limpio.
El mejor sacacorchos es una espiral resistente bien afilada en la punta. Evite todos los artilugios extraños, como esas bombas de aire que meten gas en la botella. Si el corcho se niega a moverse, deje correr agua caliente por el cuello de la botella hasta que se dilate el vidrio y se pueda sacar el corcho con el sacacorchos.
La mejor forma de abrir una botella de espumoso es quitar el alambre, sostener el corcho envuelto en un paño limpio en una mano, y girar la botella en ambos sentidos con la otra mano hasta que ceda el corcho. No hay necesidad de que se produzcan explosiones dramáticas.

LAS COPAS

La última etapa, naturalmente, es escanciar el vino en la copa. El color y la claridad del vino es (o debe ser) apreciado, y las copas de color o muy labradas no permiten estimarlo. Las copas de cristal fino son un lujo apreciable, pero hay copas baratas de cristal sin tallar, abombadas o en forma de tulipán, que se encuentran con facilidad y que son adecuadas para cualquier vino, incluso espumosos. Las copas de champagne tradicionales, anchas y planas no son las más indicadas para esta clase de vino, ya que las burbujas se pierden rápidamente. Los vinos generosos suelen servirse en copas pequeñas. Una característica que todas las copas deberían tener en común, es que estuvieran perfectamente limpias y sin olores a aparador.
Por último diremos que no hay que llenar demasiado las copas. Entre la tercera parte y la mitad es suficiente. Los vapores del vino se recogerán en la parte superior de la copa y aumentarán el placer de beberlo.

(Información extraída del libro "COCINA PARA TODAS LAS OCASIONES").

CONSULTA OTRAS LECTURAS Y RECETAS DE BEBIDAS AQUÍ

Tags:
votar

5 comentarios:

  1. No conocía tu blog y por lo que veo, es mas que interesante, me apasiona todo lo relacionado con la gastronomía y veo que a ti también, pues ya tienes otro seguidor.
    Muy interesante tu articulo.
    Un abrazo.

    Pedro

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Soledad. Una muy buena información sobre el vino la que nos proporcionas, sobre todo para mi que hay muchas cosas de las que he leído que ignoraba.
    Muchas gracias por visitar mi blog y quedarte, yo estoy visitando ahora el tuyo y no paro de ver cosa muy interesantes, por lo cual creo que me quedare, viendo todo lo que publicas.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  3. Ho,a Sol,te he visto en mi blog y he venido a visitarte, me gusta mucho lo que veo, muy interesante o de los vinos al menos para mi que soy una negada, intentaré recordar todos los consejos, ya nos veremos por aqui ó por allí, de momento me hago tu seguidora. Un besito

    ResponderEliminar
  4. A parte de esta entrada informativa veo que me interesan también tus recetas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Pedro Saiz, Paco, Rosa y Jantonio:
    Agradezco sus visitas y comentarios, y me alegra mucho que disfruten de este rincón.
    Por razones de tiempo he unido mis respuestas en un mismo mensaje; gracias por comprender y por hacerme compañía en la cocina.
    Estoy muy contenta de conocer nuevos amigos con quienes poder compartir ideas de cosas ricas y todo lo vinculado con el PLACER DE COCINAR.
    ¡Besos y seguimos en contacto!

    ResponderEliminar

Comparte tu receta o escribe tu opinión acerca de este artículo.
Por favor no utilices este espacio para hacer publicidad. Los comentarios de esa clase serán eliminados.
¡Gracias por participar!